premios sika 2018

Premios del Prontuario Sika para estudiantes de arquitectura

Los galardones de la XXIII edición de los Premios del Prontuario Sika, destinados a alumnos de las Escuelas Técnicas Superiores de Arquitectura españolas, se entregaron el 2 de octubre en la sala de juntas de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid.

En esta ocasión, el Premio Sika llevaba por título: “Arcadia feliz”. Se pedía a los estudiantes representar en sendos tableros una ciudad modelo donde sus habitantes no trabajan porque todas sus necesidades son cubiertas por un programa de inteligencia artificial que predice los deseos de cada uno y adopta las decisiones que más le convienen. Los datos del problema, concebido como siempre por Ricardo Aroca, estaban reflejados en el díptico del concurso, en un inventado diálogo de un hipotético equipo multidisciplinar.

Obras ambiciosas

No se trataba de realizar un proyecto sino un “concurso de ideas”. Los participantes tenían la oportunidad de diseñar una obra audaz y sin limitaciones de coste. En este concurso se valoran las ideas especialmente imaginativas y originales, siempre dentro del entorno de la construcción, así como el uso de los productos Sika apropiados en la misma.

El concurso está dotado con un Primer Premio de 4.500 euros y cuatro accésits de 1.200 euros cada uno. Los participantes tenían que presentar un proyecto con una extensión de entre cinco y diez folios, más dos paneles DIN A2 montados sobre una base ligera. El jurado encargado de emitir el veredicto final estaba compuesto por profesores de estas ETS y otros destacados arquitectos.

Proyectos galardonados con el premio Sika

En esta edición 2017 – 2018 se presentaron 48 trabajos. El jurado del concurso decidió otorgar el Primer Premio al proyecto denominado “Inferno” presentado por Belén Marzal, Pablo Mayoral y María Campos, de la ETS Arquitectura de Madrid UPM.

Los accésits correspondieron a los proyectos: “PRNTD WRLD”, de Paula Coderch y Javier Salcines. “Raíces”, de Isabel Arocena. Y “Lo más característico de la vida moderna no era su crueldad ni su inseguridad, sino sencillamente su vaciedad, su absoluta falta de contenido”, de Carlos Pérez, Andrés Peinador y Álvaro Ripoll. Todos ellos son alumnos de la ETS Arquitectura de Madrid UPM. Y “Ésta no es una distopía cualquiera”, de Inés Cambero, Iris Oliveros y Álvaro Plaza, de la ETS Arquitectura de Valladolid.

Pruebe también

Axalta

Axalta inaugura el centro de I+D de pinturas más grande del mundo

La compañía Axalta inauguró oficialmente, con el simbólico corte de cinta en su acceso principal, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + veinte =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies