Isaval Los colores de La Habana

Isaval colabora en la rehabilitación de la Habana Vieja

Para celebrar los quinientos años de la fundación de La Habana el fabricante Pinturas Isaval ha llevado a cabo un ambicioso proyecto de rehabilitación conjuntamente con la Oficina del Historiador de la capital cubana.

Este proyecto busca recuperar los colores del centro histórico de la ciudad, y cuenta con un libro titulado La Habana Vieja y sus colores y una carta de 164 colores. Alrededor de esta iniciativa emblemática se programaron numerosos actos y eventos como el concurso para colegios “Los colores de mi Habano”. La presentación oficial del proyecto tuvo lugar el 5 de julio.

Patrimonio Mundial de la Unesco

Desde el año 2000, Pinturas Isaval ha trabajado estrechamente con la Oficina del Historiador de La Habana en la restauración de inmuebles significativos del centro histórico de la Villa San Cristóbal de La Habana. Se trata de una ciudad muy especial porque es una de las más antiguas levantadas por los europeos en América. Su parte vieja es uno de los espacios coloniales más ricos y mejor conservados de la región.

El centro histórico de La Habana Vieja y su sistema de fortificaciones coloniales entraron en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en 1982. Y aquí es donde Isaval marca un hito: Una empresa española que en unión con la Oficina del Historiador se propusieron inmortalizar la parte vieja de la ciudad en una carta y un catálogo oficial.

El director del Área Internacional de Pinturas Isaval, José Carlos Garrigós, explicó a un diario local que Isaval propuso a la Oficina del Historiador llevar a cabo el La Habana un proyecto que rescatara los tonos originales de la ciudad. La Habana Vieja se caracteriza por un espectro de color muy variado que incluye tonos con una cromaticidad muy elevada, que contrastan con tonos pastel o piedra, muy típicos en centros históricos de ciudades importantes.

Estudios realizados sobre los muros de fachadas en los edificios construidos desde el siglo XVIII hasta nuestros días, refieren como los colores más frecuentemente utilizados el ocre, rojo, azul y verde, todos con diferentes matices.

La Habana Vieja y sus colores

Se creó un equipo multidisciplinario entre especialistas de la Oficina del Historiador, la empresa cubana de proyectos Restaura y Pinturas Isaval, que partiendo de un estudio previo de edificaciones representativas de las principales calles del casco histórico (el llamado Kilómetro de Oro), permitieron elaborar la carta “La Habana Vieja y sus colores” que recoge 164 tonalidades codificadas e identificadas cada una con los inmuebles que la llevan.

El Departamento de Tintometría de Isaval, tras ensayos detallados de los materiales y los recubrimientos originales del centro histórico, ofreció su avanzada tecnología en formulación de color que va desde la utilización de software de última generación hasta el uso de espectrofotómetros de elevada potencia, pasando por la minuciosa elección de los pigmentos más resistentes para este tipo de recubrimientos.

Es aquí donde Isaval aportó toda su experiencia, eligiendo formulaciones de pinturas de naturalezas especiales donde los colores reciben la máxima protección permitiendo su conservación con el paso del tiempo, en un abanico cromático lo más amplio posible.

Pruebe también

v33 nombramientos

Marcelino Ramajo y Albane Roisin, responsables de V33 en España y Portugal

El fabricante francés V33, empresa especialista en pinturas, barnices y tratamientos de la madera, ha …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 8 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies