Crece el mercado del aislamiento térmico exterior

aislamiento térmico blatem
Foto: Blatem.

España cuenta todavía con un gran número de edificios antiguos, mientras las obras de ingeniería civil o social actualmente se encuentran paralizadas, en su mayoría como consecuencia de la crisis. Así pues, para los fabricantes, distribuidores y empresas de aplicación la vivienda antigua es todavía un mercado muy grande enfocado a la rehabilitación y al usuario particular.

La aparición de nuevas normativas, principalmente en el ámbito energético, y la existencia de ayudas económicas para estas obras contribuyen a que poco a poco se comience a invertir en la rehabilitación y restauración de edificios. El mercado demanda cada vez más resistencia, garantías y durabilidad en las fachadas. El aspecto decorativo en exteriores es secundario priorizándose siempre la parte más funcional. Otro aspecto muy importante es la creciente sensibilidad hacia el aislamiento térmico debido a las nuevas normativas.

El consumidor desconoce el aislamiento térmico

El consumidor está al día de las tendencias en cuanto a colores en interiores, pero menos en cuanto a los requerimientos necesarios para una pintura de fachadas. El reto para el sector es que no siempre el consumidor está dispuesto a pagar el precio de un revestimiento de calidad que introduzca innovación y mejoras en durabilidad, resistencia y aislamiento térmico.

Con todo, es evidente que el mercado de la renovación de fachadas está demandando productos de calidad más elevada tanto en sus prestaciones técnicas y durabilidad como en riqueza, variedad y estabilidad de colores. Asimismo, la actividad cada vez más creciente de las obras de rehabilitación está apostando muy fuerte por los sistemas de aislamiento térmico exterior, que ofrecen innumerables ventajas y beneficios frente a cualquier rehabilitación tradicional de la fachada.

Mejoras técnicas

Las mejoras técnicas en las pinturas de fachadas se dirigen a obtener productos cada vez más resistentes, duraderos y con elevadas prestaciones de impermeabilidad y penetración en el soporte, así como una elevada transpiración y permeabilidad al vapor de agua. Por esa razón, el mercado ofrece una amplia gama de pinturas y revestimientos con buena durabilidad, impermeables, resistentes y con buena estética. Algunos también aportan alternativas innovadoras en colores y texturas.

Paso a paso, se están empleando más sistemas de revestimiento de fachadas que incorporan aislamientos (y la consiguiente mejora energética), respetuosos con el medio ambiente, con una duración razonable, donde las pinturas con frecuencia se aplican como terminación, al igual que los revestimientos texturados basados en resinas con áridos. El creciente mercado de aislamiento térmico exterior conlleva una mayor demanda en acabados tipo mortero acrílico, en sus diferentes granulometrías. Y si nos encontramos en zonas de España con mayor polución existe una gran demanda de morteros acrílicos con siloxanos, que proporcionan la adecuada resistencia y durabilidad.

Los trabajos de rehabilitación de fachadas más exigentes recurrirán cada vez más a sistemas integrales de productos más tecnológicos que resuelvan los problemas del inicio hasta el final de la obra, a cargo de profesionales con conocimientos sobre qué hacer en cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − siete =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies